La importancia de los apoyos sociales en los problemas psicológicos

El concepto de apoyo social y su impacto en el bienestar de las personas ha sido ampliamente estudiado. El bienestar viene influido por múltiples variables personales y contextuales, entre ellas el apoyo social es sin duda un predictor importante de la salud psicológica y el bienestar de los individuos.

Cuando hablamos de apoyos sociales nos referimos a cualquier tipo de ayuda que una persona puede recibir de su contexto. Por ejemplo, de amigos, familiares, instituciones, grupos comunitarios etc.

Podemos diferencias varios tipos de ayudas:

  • Apoyo emocional: Este tipo de apoyo va mucho más allá del consuelo y la comprensión, es la capacidad de compartir nuestras preocupaciones y emociones con otros, lo que a menudo alivia el estrés y promueve la resiliencia. Nos referimos a un apoyo basado en la empatía.
  • Apoyo Instrumental: este apoyo juega tiene un papel fundamental en la resolución de problemas cotidianos. Desde ayuda financiera hasta asistencia en tareas prácticas (cuidar de un niño, acompañar a hacer gestiones, llevar a alguien a algún lado proporcionándole transporte), este tipo de apoyo puede marcar la diferencia entre enfrentar una dificultad solo o contar con la ayuda y el respaldo de otros, es decir el apoyo instrumental sería cualquier ayuda tangible o física que ayude a la resolución de un problema.
  • Información: el acceso a información adecuada y de orientación es también fundamental a la hora de ayudar a resolver un conflicto. Este tipo de apoyo social incluye, recomendaciones, orientación o información sobre recursos disponibles que ayuden a solucionar el problema.

Además, podemos conceptualizar el apoyo social en dos perspectivas, ya que el apoyo social no es solamente la ayuda tangible y emocional que efectivamente se recibe, sino que también implica una percepción subjetiva de disponer de estos apoyos. En este sentido podemos diferenciar entre:

  • El apoyo social percibido: Nos referimos a la percepción subjetiva de que se tienen estos apoyos, aunque la persona no disponga de ellos realmente. Una elevada percepción de apoyo social influye positivamente en los problemas psicológicos proporcionando a la persona una sensación de seguridad y control.
  • El apoyo social recibido: es el apoyo social tangible, efectivo, real. Es decir, los recursos, información y apoyo emocional que efectivamente tiene una persona cuando tiene un problema.

Estos tipos de apoyos interactúan de forma compleja y son dinámicos, es decir, pueden ir cambiando a lo largo de la vida de las personas y dependen de cada contexto y situación particular. El apoyo social depende de múltiples factores como cambios en las circunstancias de la persona, fallecimiento de seres queridos, mudarte de ciudad y distancia geográfica, tener pareja o no etc.

Igualmente, hay algunas variables psicológicas que pueden hacer más o menos probable que una persona tenga apoyos sociales. Por ejemplo: disponer de buenas habilidades sociales facilita el establecimiento de vínculos interpersonales de calidad que influyan en el apoyo social percibido y recibido de la persona. Asimismo, disponer de buenas habilidades en la resolución de conflictos ayuda tanto en la percepción subjetiva de apoyo social cómo en proporcionar este apoyo a otras personas del entorno.

¿Qué es un factor de protección?

Los factores de protección son todas aquellas circunstancias o cosas que hacen menos probable que se desarrolle cualquier problemática psicológica. Es decir, nos protegen de problemas psicológicos.

Estos factores de protección pueden ser:

  • Internos a la persona: por ejemplo, rasgos de personalidad, conductas concretas, habilidades de afrontamiento etc.
  • Externos: apoyos sociales, familiares, acceso a recursos de salud mental, económicos, comunitarios etc.

En este sentido el apoyo social surge como uno de los pilares fundamentales de la salud psicológica.

Conclusión: Apoyo social como factor de protección

Se ha demostrado que las personas con mayor apoyo social percibido tienen menos probabilidades de sufrir problemas psicológicos como estrés, ansiedad y depresión.

Es decir, la percepción subjetiva de contar con apoyos emocionales, instrumentales y de información (aunque efectivamente no se tengan) es una variable de protección ante problemas psicológicos.

Por tanto, reconocer y valorar la importancia del apoyo social nos empuja a cultivar y mantener relaciones significativas, fomentar la empatía y solidaridad y buscar formas de apoyar a quienes nos rodean.

Preguntas para reflexionar:

Ahora que sabes que es el apoyo social ¿crees que tienes una buena red de apoyos sociales? ¿cómo es tu apoyo social percibido? ¿te gustaría cambiar algo? ¿qué crees que está en tu mano para modificar esto?

Si estás ante una dificultad, ¿tienes recursos sociales que te ayuden a hacer frente a ella?

Bibliografía

Lara-Arroyo, Juan E.; Paloma, Virginia; Peiró, José M.; Amorós, Mónica; Alarcón, Pedro. Social Support and Strain and Emotional Well-being in Latin American Immigrants in Spain. International Journal of Intercultural Relations, Volume 35, Issue 6, November 2011, Pages 787-799

Vivaldi, F., & Barra, E. (2012). Bienestar psicológico, apoyo social percibido y percepción de salud en adultos mayores. Terapia psicológica30(2), 23-29.

Clara Jiménez Díaz – Psicóloga colaboradora de Dana Centro de Psicología