¿POR QUÉ EN OCASIONES NOS SENTÍMOS ATRAÍDOS POR PERSONAS NO DISPONIBLES EMOCIONALMENTE?

En primer lugar vamos a explicar a qué nos referimos con “persona no disponible emocionalmente”. Estas personas crean barreras que dificultan conocerlas en profundidad y, en consecuencia les cuesta comprometerse con los vínculos que establecen. Se suelen mostrar distantes a la hora de profundizar en el vínculo, rechazan mantener conversaciones difíciles referentes a la relación y les cuesta expresar sus sentimientos. Un vínculo íntimo que proporciona apoyo y cuidado es interpretado por ellos como una amenaza a su independencia, sintiéndose invadidos en muchas ocasiones por sus parejas. Es importante resaltar que no es que no quieran esa intimidad emocional, si no que han aprendido a huir de ella porque en algunos momentos de su historia personal mostrar sus sentimientos fue castigado, aprendiendo de esta manera a no expresarlos y a no darse a conocer en profundidad.

Si en tus relaciones has observado este patrón en tus parejas probablemente te hayas hecho muchas preguntas como por ejemplo “¿por qué muchas de las personas en las que me fijo y me atraen cumplen con estas características?”

Cuenta de instagram alev.neto

Con el objetivo de crear relaciones más sanas, es importante conocer los tipos de personas con los que te sientes atraído; e igual de importante, identificar cuáles son tus dinámicas en las relaciones de pareja.  Cabe recordar que sólo las relaciones sanas son aquellas que nos proporcionan estabilidad y  seguridad.

En este sentido, la forma en la que interactuamos con las personas de nuestro entorno está muy relacionada con nuestro pasado. Es decir, a medida que crecemos vamos aprendiendo e interiorizando creencias sobre cómo es el amor, que en ocasiones se basan en nuestra propia experiencia y otras muchas veces en los modelos de referencia que tenemos. Por ejemplo, es posible que no tuviéramos buenos referentes sobre como reparar los problemas en las relaciones.

En la misma línea, la manera en la que se han relacionado con nosotros en el pasado nuestros padres, cuidadores, etc. influye en nuestras creencias sobre las interacciones amorosas. Y es por eso que a veces generamos dinámicas similares a las que tuvimos cuando crecíamos, que en ocasiones pueden no tener bases seguras.

En relación a esto, sentirse atraído por personas no disponibles emocionalmente puede darse por una conjunción de factores como los siguientes:

  • Refuerzo intermitente. Aparece cuando alguna de nuestras necesidades en la relación de pareja (atención, cuidado, afecto, etc.) es cubierto sólo en algunas ocasiones, y además de forma impredecible. Por ejemplo, la otra persona te presta atención pero en otras ocasiones se muestra distante sin que puedas saber el motivo. Cuando esto ocurre se genera incertidumbre y angustia (“¿Me habrá dejado de querer?”). Sin embargo, si esa persona aparece de nuevo y nos presta esa atención que buscamos, el alivio y la euforia pueden ser equiparados al amor y la pasión (“me sigue queriendo” o “si vuelve es porque soy una persona válida”). El refuerzo intermitente genera adicción, favoreciendo que esta dinámica se repita en nuestras relaciones intoxicándolas y haciendo que se interpreten las relaciones sanas como aburridas.
  • Dificultad para mirar hacia uno mismo. A veces nos centrarnos exclusivamente en buscar el amor, la validación y aprobación de otra persona, lo cual no nos permite identificar nuestras señales internas que nos ayudan a saber lo que queremos en las relaciones. Si me escucho a mí mismo, ¿quiero dinámicas en mi relación como la que se describe más arriba?
  • Miedo al rechazo. Si eres una persona que no se siente “suficientemente válida” para ser querida y aceptada es probable que tengas miedo a ser rechazada por ser quien eres. Por ese motivo a veces nos centramos en complacer, gustar y agradar a mi pareja en exceso.
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es IMG_7509-1024x923.png
Cuenta de instagram johanamemoria02
  • Miedo a la soledad. En relación a lo anterior, a veces nos aferramos a relaciones poco saludables por miedo a estar solos, fomentando creencias como que en el amor hay que luchar para conseguirlo (mitos de amor romántico).

En conclusión, nuestras creencias sobre el amor y la forma en la que hemos aprendido a sentirnos queridos y aceptados influye en las personas en las que nos fijamos y con las que queremos establecer relaciones íntimas. Es por eso que es importante identificar nuestros propios patrones y trabajar la seguridad en uno mismo, la valía personal y la autoestima.

A continuación, hacemos una recomendación de dos libros que tratan este tema.

                  

Marta Marín Pérez – Psicóloga colaboradora de Dana Centro de Psicología