LOS 5 LENGUAJES DEL AMOR

El antropólogo y teólogo Gary Chapman empieza a investigar sobre los problemas de comunicación que tienen las parejas que acuden a él como consejero matrimonial. Analizando las quejas que tenían cada uno de los miembros de las parejas observa ambos progenitores se quejan de la falta de cariño por la parte del otro miembro. Lo curioso viene cuando se pregunta a la parte contraria y refiere que sí que le provee de ello pero que “parece que no es suficiente”.

Chapman llega a la conclusión de que efectivamente existen diferentes formas de expresar el amor hacia los otros. En concreto Chapman propone 5 formas diferentes:

  • Palabras: expresar a través de la comunicación verbal el valor que tiene la otra persona para ti, lo mucho que aprecias su presencia en tu vida.. etc
  • Actos de servicio. Son acciones que realizamos por los otros, para ayudarles en las rutinas del día a día, favores, sin esperar nada a cambio solo sabiendo que este hecho le va a hacer bien al otro.
  • Contacto físico: se trata de dar caricias, abrazos, sentir la piel del otro, a través del contacto físico.
  • Tiempo de calidad: este punto se refiere a elegir pasar tiempo libre con el otro, y que además sea un tiempo agradable en el que ambas personas disfruten y se sientan conectados con ello.
  • Regalos: este último punto se refiere a la reflexión que hacemos sobre los gustos e intereses del otro, a través de una demostración material de ello.

Ahora bien, aunque todos expresamos nuestro amor a través de los 5 lenguajes, solemos tener 2 de referencia mucho más entrenados con los que hablamos al otro, y es nuestra tarea identificar la forma en la que expresamos a los otros. Conocer bajo cuál de los 5 lenguajes nos sentimos más cómodos, y sale de forma más natural.

Cuando una persona es ágil en expresar un tipo de lenguaje, también suele esteren habilidad en identificar cuando una persona también esta hablando ese mismo idioma. Pero ¿qué ocurre cuando tu ser querido NO se expresa de igual forma?

Conocer al otro, saber cómo se expresa, saber cuando está hablando uno de los 5 lenguajes del amor, y hay una parte de aceptación de la situación. Saber que todo el mundo tiene su propia forma de expresar, aunque sea diferente a la nuestra saber qué es lo que nos está queriendo decir.

Practicar esto, tanto con nosotros mismos como con el resto. Y valorar las muestras que nos brindan las otras personas, solo así vamos a ser capaces de poder llegar a respetar a las personas que tenemos cerca, la pluralidad que ello conlleva y a nosotros mismos también.

Las parejas más fuertes no son las que no encuentran escollos en el camino, sino las que son capaces de superarlos.

  • Los cinco lenguajes del amor. Chamman, G. (1992)

Laura Rumoroso, psicóloga sanitaria de Dana Centro de Psicología