¿Lo necesito realmente?

Hoy os queremos hablar de qué cosas son importantes para cada uno de nosotros, es decir, qué está en el número de uno de nuestra lista de prioridades. Y vamos a empezar esta entrada de blog con esta imagen que se ha hecho viral en redes sociales:

Con esta imagen queremos transmitir la relevancia de tener muy presente si estamos dando prioridad a lo que para nosotros es importante en nuestra vida.  Por ejemplo, si tu prioridad son tus hijos, pero no sabes qué hacen en el día a día o apenas pasas tiempo con ellos, algo no funciona.

Lo verdaderamente importante es saber, valga la redundancia, qué es importante para ti, no pensar en qué quieren los demás, qué les gusta a los demás o qué es lo que otras personas consideran que es importante para uno mismo.

 

Prioridad, necesidad y compras

Muy relacionado con todo esto queremos hacer una pequeña mención al tema de las compras, aprovechando que estamos en época de rebajas:  qué cosas son para nosotros importantes y priorizamos a la hora de gastar, cómo y para qué compramos, qué implicación a nivel psicológico hay en todo esto, etc.

 “Rebajas, Black Friday, días sin IVA, Ciber Monday”. Seguro que conoces estos términos, y seguramente muchos de nosotros hayamos aprovechado alguna de estas ocasiones para realizar compras, tanto en tienda como online. Incluso días antes de que lleguen esas fechas, ya pensamos en qué podemos aprovechar con los descuentos, ¿verdad?

La publicidad entra directamente en juego con nuestras emociones, a veces incluso, compramos por impulso, haciendo caso sólo a esa parte emocional.

 

 

Y una vez realizadas ¿No has tenido alguna vez la sensación de que has comprado cosas que realmente no necesitas o no querías tanto? Vamos a diferenciar dos conceptos que se mezclan en todo esto: Urgente vs importante (“lo necesito”).

Lo urgente

Es urgente aquello que tiene fecha límite.

Parece que cuando llegan estos momentos en el año nos urge comprar cosas, pero ¿por qué? Está claro que las ofertas y los descuentos suelen tener una fecha limitada y, ¿cómo vamos a perder semejante oportunidad? Aquí está la respuesta.

Lo importante

La importancia, sin embargo, es la consideración que, de forma subjetiva, damos a algo. Y se la damos porque es conveniente para nosotros.

De forma general, en la vida lo urgente acostumbra a ser lo que consideramos importante, así que diferenciarlo no siempre es fácil. Cuando lo pensamos fríamente parece muy fácil: algo urgente no tiene porqué ser importante, la importancia depende de lo mucho o poco que eso te acerque a lo que quieres, a tus objetivos.

Siguiendo con el tema del consumo, no tiene por qué ser un problema que se realicen compras innecesarias. Pero sí es cierto que hay situaciones que ya son problemáticas donde la persona no tiene autocontrol sobre su conducta y acaba desembocando en dificultades significativas a nivel personal, económico, laboral y familiar, entre otros. Estas sencillas pautas pueden ayudar a gestionar los gastos y el momento de las compras:

  • Planificación: Hacer una lista con lo que realmente necesito comprar, valorando si me corre prisa hacerlo o si es algo que podría esperar.
  • Poner un límite de dinero: ¿cuánto me puedo gastar?
  • Ir acompañado a comprar: favorece el autocontrol.

Muchas veces al hecho de comprar o “ir de shopping” se le otorga la categoría de premio, de refuerzo por haber trabajado duro. Y en muchas ocasiones las personas relacionamos este hecho con la felicidad; esto, junto con la gama de publicidad y ofertas y descuentos que se nos muestra, es la ecuación perfecta para que funcione.

 

“Vivir más con menos”

 

Mireya Martín Manzano – Psicóloga Sanitaria de Dana Centro de Psicología