Problemas de convivencia ¿Necesitamos terapia de pareja?

La convivencia en pareja puede ser una experiencia enriquecedora y llena de momentos de alegría, pero también puede dar lugar a conflictos o desafíos que, si no se pueden atajar de forma adecuada, puede afectar directamente a la relación. A lo largo de este post que hemos preparado en Psicología Dana hablaremos de los problemas de convivencia en pareja y la necesidad de recibir terapia conjunta para dar pie a solucionarlos.

La terapia de pareja se presenta como una opción valiosa cuando estos problemas parecen ya insostenibles o cuando falla la comunicación entre ambos miembros y no se puede avanzar. La terapia de pareja no solo ofrece un espacio para explorar problemas y emociones en un entorno seguro, sino que proporciona herramientas para la mejora del diálogo y la comprensión mutua.

¿Qué es la terapia de pareja?

La terapia de pareja es una forma de psicoterapia que está enfocada en la mejora de la relación de dos personas, que tienen un vínculo amoroso/afectivo. Este tipo de terapia es llevada a cabo por un terapeuta especializado en relaciones de pareja, quien trabajará con ambos miembros, con el objetivo de no solo resolver esos problemas existentes, sino también aportar estrategias con las que ambas personas puedan gestionar desacuerdos que se den en el futuro, de una forma que sea saludable y constructiva.

Entre los principales problemas que se dan de forma común dentro de una pareja está la comunicación ineficaz, que pueden acabar en malentendidos y resentimientos. Además, este tipo de terapia también es de gran utilidad para atajar otras necesidades emocionales que tengan ambos miembros.

La terapia se lleva a cabo a través de sesiones estructuradas, para que ambos miembros puedan expresar sus pensamientos y sentimientos de forma clara y directa, sin atacarse o herirse. Este tipo de terapia también ofrece un espacio seguro para discutir temas que son delicados y que podría ser difícil expresar sin un terapeuta delante.

Señales de que podrías necesitar terapia de pareja

Dar con el momento correcto para ir a terapia de pareja es un punto clave para evitar que haya daños mayores dentro de una relación. Existen algunos comportamientos que pueden ser como una señal de alerta, siendo el momento de acudir a terapia. Te dejamos algunas de estas situaciones o señales que podrás detectar para iniciar este tipo de terapia:

  • Discusiones continuas: Una de las primeras señales es que se dé un ciclo continuo de discusiones sobre las mismas cuestiones, sin llegar a una solución que satisfaga a ambas partes. Esto puede ser una muestra de problemas subyacentes o que no han sido resueltos y que pueden abordarse dentro de la terapia de pareja.
  • Falta de comunicación: Muchas veces la comunicación se vuelve escasa o superficial, lo que hace que las conversaciones profundas desaparezcan de la relación. Esto puede tener como efecto que esta comience a deteriorarse. Este es otro de los problemas de convivencia en pareja que podría solucionarse al recibir terapia de pareja.
  • Evitar conflictos: Aunque esto parezca que es bueno, el evitar este tipo de discusiones puede provocar que se acumulen todos estos resentimientos, lo que puede provocar que se dé una desconexión en la pareja.
  • Sentimientos de resentimiento: Al acumularse sentimientos negativos de resentimiento, estos pueden afectar a los miembros de la pareja. En estos casos, la terapia de pareja puede ser de gran ayuda para abordar de una forma sana este resentimiento.
  • Falta de intimidad emocional o física: En una relación de pareja puede disminuir en ciertos momentos la intimidad, tanto emocional como física, siendo una señal de que puede haber problemas en la relación. Con la terapia de pareja se podrá abordar estos problemas y trabajar para encontrar esa reconexión.
  • Sentimientos de soledad: Puede que uno o los dos miembros de la pareja puedan sentirse solos dentro de la relación. Con la terapia de pareja se busca un espacio donde poder ser escuchado y entendido por el otro, siempre con la guía de un profesional.

Los temas que se abordan en una terapia de pareja

Dentro de las sesiones de terapia de pareja se pueden abordar diferentes temas, siendo la comunicación uno de los pilares fundamentales que suelen ocupar un lugar de suma importancia en las sesiones terapéuticas.

Os dejamos aquí dos puntos clave que se trabajan dentro de las sesiones por problemas de convivencia en pareja:

La importancia de hablar, pedir, expresar y hacer críticas

Dentro de las sesiones de terapia de pareja, lo que se busca es enseñar diferentes técnicas efectivas de comunicación que incluyen aprender a expresar sus pensamientos y sentimientos de forma clara y respetuosa. También se busca abordar el cómo pedir lo que se necesita del otro de forma correcta y sana, así como el no recurrir a la pasividad o la agresión. Otro de los objetivos es que se hagan críticas constructivas en lugar de destructivas, centrándose siempre en el comportamiento específico, en lugar de atacar al otro.

no-soporto-la-convivencia-con-mi-pareja

Ejemplos de problemas de comunicación y cómo la terapia puede ayudar

Los problemas de comunicación son uno de los más comunes dentro de muchas relaciones, pudiendo manifestarse de diferentes formas, así como malentendidos frecuentes, falta de conexión emocional o conflictos constantes. Un ejemplo sería que dentro de una pareja podrían estar experimentando dificultades para expresar sus necesidades y expectativas, dando lugar a que se acumulen resentimientos y frustraciones. En otros casos, las parejas pueden tener complicaciones para escucharse el uno al otro, sin que haya interrupciones o invalidar los sentimientos de la otra persona.

Mitos y realidades sobre la terapia de pareja

Dentro de la terapia de pareja, existen algunos mitos y malentendidos. Te dejamos aquí algunos de los mitos más comunes sobre este tipo de terapia, con otras realidades que desmitifican:

La terapia de pareja salva directamente una relación

Comenzamos con uno de los mitos más extendidos sobre la terapia para los problemas de convivencia de pareja, que es que se trata de una especie de milagro o de cura prodigiosa que acabará de repente con todos los problemas. La realidad es que la terapia no garantiza ningún éxito en resolver estos problemas. Lo que hace la terapia es crear un espacio seguro estructurado para así abordar sus problemas y trabajar juntos para encontrar soluciones. Lograr el éxito de este tipo de terapia solo se podrá conseguir con el compromiso y la participación de ambas partes.

Importancia de la participación activa de ambos miembros

Otro de los mitos más comunes es que solo uno de los miembros de la pareja necesita participar de forma activa en las sesiones. En realidad, la participación activa y el compromiso de ambas partes son esenciales, para lograr el éxito de la terapia de pareja. Las dos partes deben estar dispuestas en hacer cambios para beneficio común de la relación. Cuando ambas partes se muestran comprometidas, la terapia puede ser mucho más efectiva en la solución de sus problemas y el fortalecimiento de la relación.

Expectativas realizadas sobre los resultados de terapia

Es de suma importancia tener expectativas realistas sobre lo que la terapia puede conseguir. Asimismo, la terapia puede ser muy beneficiosa para muchas parejas, pero no es una solución de la noche a la mañana. Este es un proceso que lleva tiempo y esfuerzo, donde los resultados pueden variar según la pareja y naturaleza de sus problemas. Lo que debes tener en mente es que deberás estar preparado para trabajar duramente, ser paciente y mantener una actitud abierta en el proceso terapéutico.

Algunos consejos para maximizar los beneficios de la terapia de pareja

Te dejamos aquí algunos consejos para aumentar los beneficios de la terapia de pareja:

Enfoque en el trabajo conjunto

Un punto clave para ambas partes de la pareja es que se comprometan a trabajar juntos en la terapia. Esto implica el ir a las sesiones de forma regular, participar de forma activa, realizar las tareas asignadas y estar dispuesto a hacer cambios, siempre en beneficio de la relación. El objetivo es solucionar problemas y mejorar la comunicación, por eso se necesita que ambas partes participen.

problemas-de-convivencia-en-pareja

Evitar focalizar las sesiones en un solo miembro de la pareja

También es de suma importancia el no centrarse en los problemas de un miembro de la pareja, sino en su conjunto. No se debe cumplir solo a una parte de los problemas de la relación, sino buscar y comprender cómo ambos contribuyen a los problemas y trabajar juntos para encontrar soluciones. Ambas partes deben sentirse escuchadas y validadas en la terapia, para que pueda buscarse una solución conjunta.

Busca solución a los problemas de convivencia en pareja con Psicología Dana

Como ves, la terapia de pareja busca abordar diferentes puntos que se dan en una relación y que pueden causar problemas entre ambos miembros. En Psicología Dana podrás encontrar el mejor espacio para resolver los problemas de convivencia con la pareja. Te invitamos a que contactes con nosotros, nos cuentes tu problema y pidas una cita para ti y tu pareja.