ALERTA: ERES FELIZ

“Tengo una familia y una pareja que me quiere, tengo muy buenos amigos en los que apoyarme, un trabajo que me gusta…creo que se supone que debería estar bien, pero no lo disfruto porque siempre creo que algo malo va a pasar”, “Tengo planificado irme a vivir con mi pareja a otro país y es algo que debería hacerme ilusión pero siento que si siento esa ilusión o la muestro…probablemente se gafará”… Algunas de estas frases las escuchamos día a día y en ocasiones las normalizamos pero en realidad lo que esconden es un miedo irracional a ser feliz o querofobia. Este término proviene de la palabra griega «chero», que significa «regocijarse».

La felicidad es un término abstracto y es que tiene diferentes matices, conceptos y formas. Muchas personas conciben la felicidad basada en metas económicas, estilos de vida profesional, personal, familiar, etc.

Cuando una persona experimenta querofobia, suele tener miedo de participar en actividades que muchos calificarían de divertidas o que otorgan sensación de felicidad, dado que si en algún momento se despreocupa o se deja llevar por la felicidad, algo malo puede pasar. Es decir, está experimentando ansiedad y en el momento en el que esta aparece deja de disfrutar que las cosas estén yendo bien. Pese a lo que pueda parecer es un miedo bastante normalizado socialmente, por eso lo solemos tener interiorizado y se nos suele pasar por alto.

Suele darse en personas que están acostumbradas a preocuparse constantemente y en modo alerta por los acontecimientos de la vida. Se da porque son personas que están tan habituadas (habituación) a estar en ese modo de alerta que cuando todo va bien son incapaces de disfrutar de la tranquilidad, sintiéndose culpables si disfrutan de algunos eventos porque no son merecedores de la felicidad. Es como si nuestra mente no se creyera que realmente todo está yendo bien. Y esto en ocasiones conlleva evitar situaciones que realmente les hacen felices o incluso, rechazar oportunidades únicas.

 

 

 

Algunos de los pensamientos principales que puede tener una persona con querofobia incluyen:

● Algo positivo SIEMPRE tiene una consecuencia negativa (ser feliz significará que algo malo me sucederá)
● La felicidad me convierte en una persona mala o en una persona peor.
● Demostrar que soy feliz o que algo me hace feliz es malo para mi, para mis amigos y familiares o se puede “gafar”.
● Tratar de ser feliz es una pérdida de tiempo y esfuerzo.

 

¿Cuál es su origen?

Estilos educativos centrados en el miedo donde se termina por aprender que algo malo vendrá detrás.
“Tú disfruta, que luego vienen los llantos”
“Ten cuidado con la gente, que es muy mala”
Eventos traumáticos: Momentos que deberían ser felices y acabaron siendo traumáticos.
Habituación a no parar: Estar siempre ocupados, sin permitirse disfrutar de los logros y momentos felices. Son personas que pueden sentir que la felicidad es un rasgo solo de personas perezosas o improductivas. Como resultado, evitan toda aquella actividad asociada a la felicidad.
Baja autoestima: Son personas que piensan que no son merecedoras de ser felices.

 

¿Qué puedo hacer para gestionar mi miedo?

● Trabaja tu autoestima.
● Expresa tus emociones a personas de tu confianza.
● Ábrete a la experiencia: Busca actividades agradables y ve haciéndolas progresivamente.
● Recuerda: Te mereces las cosas buenas que te pasan.

 

Noelia González Viniegra
Psicóloga colaboradora de Dana Centro de Psicología